miércoles, 27 de julio de 2011

Fulvio y sus amigas con ventajas (Publicado por El Mostrador)

Disponer de todos los beneficios que ofrece la amistad de una mujer y de todas las prerrogativas de su amor es probablemente una fantasía que muchos hombres acarician en su interior; y como toda fantasía, es imposible de realizar. La amiga con ventaja no será nunca ni una verdadera amiga ni un verdadero amor, y a medio camino entre la amistad y el amor, lo que hay es sólo un juguete sexual que se toma al momento de la necesidad, y se desecha en el de la satisfacción. Puede ser un juguete divertido, pero que dura menos que juguete chino.

Quizá por eso me cueste entender que sea un Senador de la República el que diga abiertamente que entre una amiga con ventaja y una Primera Dama, se queda con la primera. Por más que me alegre descubrir que dentro de las fantasías del Honorable hay también algunas que son masculinas, no deja de preocuparme que quien aspira a ser Presidente diga con desparpajo algo semejante… no deja de preocuparme porque demuestra que hacerlo no tiene ya costos personales, sociales y por ende, tampoco electorales.

Y es que lo que haga Fulvio en las horas que no pasa frente al espejo me importa poco, pero tengo que reprocharle que las cosas que él dice y hace han contribuido con su granito de arena a quitarle al cargo de Presidente la poca solemnidad que le va quedando.

No objeto ¡insisto! lo que haga el Senador en sus horas de tiempo libre y mucho menos que, como me decía un maestro, tenga nombre de proxeneta (no sea que me llamen clasista). Pero me aterra la idea de que el día de mañana cualquier otro Don Juan de macetero se sienta con méritos suficientes como para aspirar a la más alta Magistratura. A fin de cuentas, el que requiere de los servicios de una amiga con ventaja hace un contrato abusivo, y por unos minutos de placer obliga a pagar en carne propia intereses usureros, que bien valdría considerar si no ameritan un desafuero.   

Si además lo dice con descaro en momentos en que todos hablan de un supuesto romance, el desatino raya en la falta de elegancia. Me entran dudas sobre el talento conquistador que explica el 90% de la fama del connotado Senador.

¿Qué en pedir no hay engaño? Puede ser ¿Qué nadie obliga a nadie? También. Pero si alguien puede usar a una mujer ¡que llama amiga! para intereses no del todo altruistas, me pregunto qué hará de las instituciones, del gobierno y en general de cualquier cosa que caiga dentro de su jurisdicción de poder.

Me conformo con que por el momento, y en materias como el aborto, el post natal (y cualquier otro asunto que diga relación con la mujer), el Senador declare de antemano que tiene conflictos de interés.

10 comentarios:

  1. Tere

    ¿A qué medio y en qué circunstancias el senador dijo la frase que sustenta tu columna? Yo la he buscado por la red y no la he encontrado, salvo asociada a tu nombre dados tus comentarios.
    Deberías citar la fuente para saber si tu columna tiene algún peso que justifique su salida a la esfera pública o si no es más que un comentario de peluquería o de SQP.
    Saludos
    Fran.

    ResponderEliminar
  2. Una vez en uno de estos programas de radio de las 19 horas estaban entrevistando a una señora con un cargo importante (no la menciono no por preservar su identidad sino porque simplemente no me acuerdo su nombre). Como es usual en este tipo de programas, le preguntaban por cualquier cosa menos lo relativo a su cargo y experiencia. En una de esas, el periodista, apropósito de su soltería le pregunta "Pero Ministra, [me parece que era ministra] Ud. tendrá algún amigo con ventaja." A lo que ella responde: "Mira, mejor que tener amigos con ventaja es tener ventajas con los amigos."
    Notable salida.

    ResponderEliminar
  3. Teresa, no entraré en el fondo de tu columna porque tratar de razonar con un ultraconservador pechoño es como hablar con la pared. Solamente quiero que rectifiques tus dichos al decir que el nombre del Senador en cuestión es de proxeneta (encubrirte en un profesosr imaginario que alguna vez te lo dijo no te exculpa)ya que se trata de un nombre perfectamente italiano y a mi, como persona que lleva con orgullo un nombre y un apellido italianos me ofende bastante que se asocie ello a tan ruin condición. Es como si yo dijera que tienes apellido de genocida porque se parece a "Milosevic", aunque en realidad, el apoyar genocidas como Franco o Pinochet no te debe ir tan mal.

    ResponderEliminar
  4. Que mala su columna. Pero lo peor es la siguiente " Por más que me alegre descubrir que dentro de las fantasías del Honorable hay también algunas que son masculinas...." eso es ser mala leche porque lo contrario a eso es que te entristece los pensamientos poco masculinos del senador. Además, decir que tiene nombre de proxeneta no cree es una falta de respeto (bulling sería si estuviera en el colegio)
    Pero finalmente, a su argumento que dice que el senador aporta con su grano de arena a quitarle la solemnidad al cargo de presidente, usted señora esta haciendo lo mismo al comentar con los términos anteriores sobre un senador y nada que decir que la única fuente sobre esto es usted (aunque podría estar equivocado.

    Jorge R

    ResponderEliminar
  5. ¿Por qué los hombres empezamos a mirar para el lado? Porque la mujer que tenemos de compañera no nos ofrece nada que nos haga felices o al menos que nos deje tranquilos. El sexo es placentero para ustedes las mujeres, incluso mas que para nosotros los hombres. Algunas de ustedes se reprimen y se aguantan todo por ser educadas con religiones e ideologias estupidas que las discriminan y menosprecian sin descanso. "Que la mujer hace los quehaceres de la casa", "la mujer cria a los hijos", "la mujer no sale de su casa a buscar trabajo", "la mujer debe ser virgen hasta el matrimonio". Suma y sigue.
    Por esas cosas mujeres educadas asi terminan siendo viejas con cara de poto, amargadas, infelices, estresadas, adoloridas, porque nunca compartieron las tareas del hogar con su hombre, porque nunca compartieron la responsabilidad como corresponde de cuidar sus hijos con su pareja, porque nunca tuvieron sexo de vez en cuando, durmiendo sus impulsos sexuales que son un complemento exquisito, porque en muchos casos el sexo o el deseo sexual hace sentir a la mujer lo que de verdad es "una mujer".
    La buena familia parte de la pareja que mutuamente se cuida, tiene su casa bien cuidada, sus hijos bien criados, donde todos los monos bailan o reman para el mismo lado. Y no esa forma de vida anticuada, pasada de moda, donde cada uno tiene labores distintas, dejando de lado cosas fundamentales para la convivencia diaria.
    Piensalo bien Tere, que tipo de familia tienes y si eres feliz con eso. Puede que aun estes a tiempo para lograr cosas mejores para tu bienestar como para quienes estan a tu lado.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que Tere Marinovic tuvo un amigo con ventaja y la muy lesa no cachó ni lo aprovechó y capaz que hasta se enamoró!!! y hoy usa a Fulvio para vengarse de él juajuajuajua

    ResponderEliminar
  7. Bonito eso de que exista una columna para el contexto de El Mostrador y otra "moralizante"...

    A juzgar por la distinción, veo que hay dos mundos distintos para usted: uno donde su opinión tiene cabida y otro donde no la hay.

    ¿entiendo mal?

    Interesante esa esquizofrenia.

    ResponderEliminar
  8. He leído casi todas tus columnas y creo que estas es de las peores que tienes. El tema no es contingente ni tampoco viene al caso. Pienso distinto a ti, pero no por eso no respeto lo que tu piensas. Me molesta un poco que escribas un tema simplemente para menoscabar a un Senador de la República que no te cae bien por un tema tan banal como si prefiere las amigas con ventaja. Ese es un tema de él en donde ni tu, ni yo ni nadie tiene que meterse. Cuando un honorable cometa un acto contrario a su calidad de senador o diputado, entonces escribe una columna de eso, porque este tema no convoca a nadie, eso formara de su vida personal.

    ResponderEliminar
  9. Porque cuando los hombres buscan sexo en una mujer, ellas inmediatamente toman el papel de victima??. Acaso no disfrutan del sexo tanto como nosotros o es que deberíamos alargar una noche en una relación que no tenga mas sentido que solo una noche?

    ResponderEliminar
  10. Estimada Señora prudencia en lo que escribe, esta claro que hay sentimientos o deseos reprimidos en sus líneas, ya MX lo dice, se trasluce. De seguro sus mejillas se enrojecieron mientras escribía esas líneas, insisto, prudencia no sea tan transparente, la gente no le entiende y le mal responden. Para que exponerse? Conténgase.

    ResponderEliminar